futbol-emotion

Conociendo a… Adrián Pereira

Con el calor de un buen café de Cafés el Criollo, charlamos con el portero del Fútbol Emotion Zaragoza, Adrián Pereira, para conocerle un poco mejor. A sus 19 años, el canterano ya es un fijo en la primera plantilla donde se ha destapado como uno de los grandes guardametas de la Liga Nacional de Fútbol Sala. Hoy, nos centramos en su lado más personal.

¿Por qué elegiste el fútbol sala?

Prácticamente nací en un polideportivo. Tanto mi padre como mi madre han jugado siempre a este deporte y me inculcaron el fútbol sala desde pequeño.

¿Qué consejos te dan tus padres?

Principalmente, me dicen que sea siempre yo mismo, que puedo con todo y que no tenga miedo a nada. Siempre me apoyan y me transmiten mucha confianza.

¿Por qué elegiste ser portero?

Empecé siendo jugador, pero probé a ser portero por la influencia de mi madre y mi tío que también eran porteros. Al final, me acabó enganchando y hasta hoy. Hay que estar un poco loco para que te guste recibir pelotazos.

¿Cómo fue tu llegada al primer equipo?

Santi Herrero confió en mí para hacer la pretemporada cuando yo era juvenil de segundo año. Allí empecé a pensar que podía llegar a la primera plantilla. Me esforcé más aún sin cabe para estar donde estoy ahora.

¿Cuál es el partido más especial para ti?

El de la Copa de España contra el FC Barcelona. No se me va a olvidar nunca.

¿Quién es tu referente?

Aunque ahora mismo esté retirado, Paco Sedano. Fue un grandísimo portero, pero también grandísima persona. Jugué contra él solo una vez y antes del partido me dio unos consejos, me transmitió confianza y tranquilidad y me dijo que iba a jugar bien.

¿Un jugador con o contra el que te gustaría jugar?

Me gustaría jugar con Leo Santana. Podría encajar muy bien conmigo. Además, nunca he jugado contra El Pozo Murcia y me gustaría competir alguna vez contra jugadores como Álex o Miguelín.

¿Qué jugador es el que más te ha sorprendido del equipo?

Sobre todo, Esteban. No lo conocía mucho cuando llegó de Peñíscola y me sorprendió para bien. Es bastante mejor de lo que me esperaba.

¿Quién consideras que es el mejor jugador al que te has enfrentado?

No sé si es el mejor jugador, pero sin duda, al que más miedo tienes es a Ferrao. Sabes que en cualquier momento dispara a portería y todos sus tiros llevan peligro.

En lo personal, ¿qué hace Adrián Pereira cuando no está jugando al fútbol sala?

Estoy centrado en mis estudios. Estudio un grado superior de Administración y Finanzas porque quiero tener claro mi futuro cuando no pueda seguir jugando al fútbol sala. Por las tardes, trato de desconectar con los videojuegos, yendo de compras o al cine.

¿A qué te gustaría dedicarte si no fuera al fútbol sala? 

Lo que más me llenaría sería ocupar la posición en la que ahora está mi padre. Entrenar a todos los jóvenes de mi pueblo, en Figueruelas. Ahora soy monitor y entreno todos los sábados a un equipo allí y es algo que me gusta y llena mucho.

¿Eres aficionado a otros deportes?

Hace unos años practiqué atletismo, pero es muy complicado compaginar el deporte de alto nivel y más aún en mi especialidad que era lanzamiento de peso. En cuanto a verlos, me gusta ver de todo, aunque el baloncesto y el balonmano los sigo más de cerca.

¿Un lugar para desconectar?

Donde más desconecto es en mi pueblo. Siempre que puedo me escapo y allí me relajo con mis amigos y mi familia.

¿Un mensaje para la afición?

No os preocupéis. Vamos a volver a donde nos merecemos, pero necesitamos todo vuestro apoyo cada viernes en el Siglo XXI.