futbol-emotion

La tranquilidad pasa por el Naturpellet Segovia y el Siglo XXI

El Fútbol Emotion Zaragoza recibe este viernes a las 20.45 horas en el Siglo XXI al Naturpellet Segovia, equipo inmerso en plena lucha por la permanencia, en un partido clave para alejar casi de forma definitiva la zona de descenso, lo que permitiría a los aragoneses mirar prácticamente solo hacia el playoff por el título.

El conjunto dirigido por Santi Herrero suma dos victorias en tres partidos tras el ecuador del curso e hizo los deberes en el último encuentro ante el O Parrulo Ferrol, con el que ahora tiene seis puntos de ventaja. Metió otros tres puntos de colchón con la zona de descenso tras el triunfo ante los gallegos y ahora se encuentra a unos cómodos once puntos que podrían ser catorce al final de la jornada, una distancia casi definitiva que permitiría mirar solo hacia arriba a los aragoneses. El Fútbol Emotion se encuentra a nueve puntos del playoff y todavía está a tiempo de pelear hasta el final por ello, pero las opciones pasan por sumar de tres en tres.

El técnico ya podrá contar con el fichaje invernal Johnny Gomes al haber llegado el transfer internacional, por lo que el brasileño podrá debutar con el Fútbol Emotion si Santi Herrero lo considera oportuno. Sin embargo, Adrián Pereira no podrá ser convocado ya que se encuentra en Serbia finalizando la concentración con la selección española sub-19, lo mismo que Nano Modrego, que ha sido sancionado con un partido por su expulsión en el último choque.

Por su parte, el Naturpellet Segovia pelea por no bajar. Está fuera del descenso, pero con los mismos ocho puntos que el Viña Albali Valdepeñas, por lo que necesita de forma imperiosa una victoria. Tiene un plantel joven, va mejorando sus sensaciones y es un rival peligroso como ya demostró, por ejemplo, en su victoria a domicilio ante el potente ElPozo Murcia.

Carlos Retamar considera que el partido es “importantísimo porque sabemos que tenemos un final de Liga muy duro y tenemos que hacer los deberes cuanto antes”. “Todos los partidos, sobre todo en casa, pasan a ser vitales para nosotros y vamos a darlo todo para ganar”, añade.

El choque ante el Naturpellet Segovia lo califica el cierre como “muy complicado, como todos” ya que para los castellanos “cada partido es una final”. “Todos los años los equipos de la zona baja en la segunda vuelta sacan puntos porque aprietan y hay que intentar evitar que esos puntos los saquen ante nosotros”, explica.

Sobre el comienzo de la segunda vuelta, Retamar reconoce que “la victoria con Palma nos dio mucha confianza”, pero que “ante el Barcelona hubo minutos en los que volvimos a ser ese equipo que se desconecta”. “Contra O Parrulo había que sacarlo, el equipo estuvo serio y ahora con Segovia tiene que ser lo mismo. Necesitamos distanciarnos de la zona de abajo y a ver si podemos acercarnos un poco más arriba y a los puestos de playoff”, deseó.

Deja un comentario